Dibujar para mi nieta, una satisfacción personal.

Después de un largo período sin publicar pero nunca sin dibujar, vuelvo a mostrar mi pasión y gusto por el dibujo, ahora en un compromiso familiar; crear un álbum de personajes de fantasía para mi nieta.

Un proyecto personal que llevara tiempo puesto que será un cuaderno de dibujos que ella tendrá para toda su vida.

Los trabajos están realizados a lápiz o tinta china, copiados de otros dibujos pero con ciertas modificaciones para que no resulten solo un “dibujo fotográfico”.

En estos dibujos no me interesa lograr una copia exacta pero si que mantenga una cierta calidad y estilo propio.


 

Anuncios

Dibujar un mundo de dibujos

Dibujar un dibujo que dibuja.

Pensar en forma de dibujo.

Apoyo el lápiz en la hoja.

Trazo una línea. Me detengo.

La velocidad de mi trazo es la velocidad de mi ojo.

Un ojo que toca.

Hago una línea, otra línea, otra línea…

Y es mi  ojo que traza la línea en el papel y es la línea que me cuenta el dibujo. Nunca se equivoca, recorre todo el papel con un sonido que aparece en mi cabeza. Cada trazo es un melodía inventada que obedece mi mano. ¡No te detengas, dibújalo!… y la mano va detrás del dibujo.

 

Dibujar después de no dibujar

Luego de un tiempo sin dibujar (viajes, estudios, trabajos) se desea volver al lápiz.

Y comprobrar que el dibujo reconforta y deseamos estar dibujando siempre.

El dibujo se lleva dentro y si no dibujamos vemos nuestro alrededor como un dibujo.

El dibujo es mi representación y una manera de estar en el mundo.

Porque es más que un “hobby” y no tiene sentido guardar nuestros trabajos por mas simples que lo sean. Hoy los medios digitales favorecen esta opción.

Dibujamos sin esperanza pero sin desesperación porque nuestra condición de dibujante vocacional nos satisface plenamente cuando vemos finalizado el trabajo.

El dibujo es inmediatez y a diferencia del texto escrito no necesita explicación.

El dibujo está o no está.

Dibujar es un acto de amor gratuito, anónimo y automático

Es gratuito porque nadie puede pagar lo que de verdad vale.

Es anónimo porque se dirige a todo el mundo.

Es automático porque se hace porque sí, sin razón ni motivo.

Dibujar los dibujos de tu dibujante preferido

Hay un dibujante que siempre tenemos como referente y nos marco para siempre. El maestro dibujante al que admiro se llama Hugo Pratt, creador del personaje Corto Maltés.

Desde mi humilde opinión, Pratt es más que un dibujante de cómic, es un artista a la altura de los genios de la pintura. Además es un excelente narrador de historias y su bagaje cultural se refleja en cada una de sus narraciones, donde encontramos personajes extraídos de la realidad pero tamizados por el genio de un creador.

Siempre lo he dibujado y lo seguiré dibujando, es mi manera de rendirle homenaje por tan buenos momentos que paso como lector de sus obras.

¡Gracias Hugo!

 

La nueva versión del Corto Maltés hecha por Juan Díaz Canales y Rubén Pellejero también merecen un reconocimiento porque ha sabido seguir la mística de Hugo Pratt.

Personajes que aparecen en la primera historia

“Bajo el sol de medianoche”

Dibujar la línea

Hay en la linea cierta magia que atrapa. Cuando me dejo llevar por la vista casi sin mirar el papel, es cuando logró los mejores resultados. Dibujar sin ver el dibujo, casi de reojo observando las proporciones y las distancias. La mano que dibuja conecta con las vista en una sola resolución.

Dibujar retratos

Leslie Nielsen (Actor Canadiense)


Revolucionario Francés

Ruso de la estepa

Campesino

Copia de un Ingres

Matsuo Basho

Sioux

Navajo

Apache

Maorí

León Gieco (Músico Argentino)

Niño con raqueta

Niño africano

Ernesto Sábato (Escritor Argentino)

Amos Oz (Escritor Israelí)

Doris Lessing (Escritora Inglesa)

Bud Spencer (Comediante Italiano)

Berto Romero (Comediante Español)

Tuve que dibujarlo…

La pose de la abuela cuidando a su nieto…. tuve que dibujarla.

La caseta de comidas al principio de la primavera… tuve que dibujarla.

La extraña posición en la estatua… tuve que dibujarla.

Aquel caminante durmiendo con su  perro… tuve que dibujarlos.

Las hojotas que descansan mis pies… tuve que dibujarlas.

El kiosco de prensa cerrado en invierno… tuve que dibujarlo.

Una sorprendente mosca gigante en un museo… tuve que dibujarla.

Un monasterio abandonado en un valle… tuve que dibujarlo.

Estaban manifestándose en la calle… tuve que dibujarlos.

Simples objetos en una mesa… tuve que dibujarlos.

En un locutorio, conectados a la red… tuve que dibujarlos.

Una biblioteca circular… tuve que dibujarla.

Aquel león de piedra en la entrada al palacio… tuve que dibujarlo.

Una plaza oasis rodeada de enormes edificios… tuve que dibujarla.

Frente a la fuente del angelito pipi… tuve que dibujarlo.

La Alhambra en toda su magnitud… tuve que dibujarla.

 

A veces son trazos rápidos, nerviosos o es una lenta línea que recorre las formas o un suave color de la acuarela que irrumpe sobre el papel dándole más vida pero con el dibujo siempre se esta observando, sintiendo y pensando.

Dibujar La tolerancia

En tiempos convulsos, mi UTOPÍA de dibujante es un mundo donde las grandes religiones entiendan que existen para dar PAZ y AMOR a todos.

De un largo tiempo a esta parte, visto la historia de  la humanidad suena INGENUO

pero uno nunca pierde la ESPERANZA

y entonces lo impensable no habrá que DIBUJARSELO.

 

Dibujar interiores

El dibujo de interiores requiere un tiempo

Se puede trabajar con el lápiz haciendo los detalles

O con un marcador dejando que fluya

Un trazo con pincel a color da otro punto de vista

Todo queda registrado

Hasta una bicicleta que se interpone en el camino…


…y también la resaca.

Dibujar Autos

Cuando tengo una oportunidad, me gusta dibujar autos

Hay que concentrarse en  la línea y las proporciones

Con el dibujo más detallista es como si estuviera dentro del dibujo

Cada vez que lo miro recuerdo la hora, la gente, el lugar, todo el contexto

No hace falta tener el lápiz adecuado, improvisar con lo que se tiene a mano

Tampoco el resultado importa porque la satisfacción final es la sensación de ¡dibujárselo!

¿Qué dibujar?

 

Nadie puede indicarte lo que tienes que dibujar

 

Dibuja lo que sientas que debes dibujar

 

Dibuja lo que ves y experimenta placer con ello

 

Cuanto más consciente seas de tu alrededor, más cuenta te darás de las posibilidades de dibujar

 


Dibuja en la parada de un bus o dentro de un templo o un museo y responde ante el instante de dibujar lo que ves

No olvides, cuando dibujamos no somos cámaras fotográficas ni fotocopiadoras. No niegues tu libre respuesta artística

 

Cuando dibujas no veas lo que crees ver,

solo cree en lo que ves

Dibujar en el transporte

En los viajes siempre llevo mi cuaderno de esbozos para poder disfrutar de la experiencia de responder al instante con un dibujo.

Hay algo de vigor en el dibujo hecho en el momento, al capturar con el lápiz el gesto de un rostro en su totalidad.

En el tren por ejemplo, quienes se sientan enfrente, la mayoría están distraídos, no se dan cuenta y se puede dibujar “clandestinamente”.

A veces hay que aceptar la incomodidad o la imperfección de las líneas en el dibujo.

Siempre se evoluciona dibujando porque la dinámica de dibujar es una constante que revela mucho sobre uno como dibujante.

 

No olvides:

Dibujar te da una energía visual constante que está presente siempre, no solo cuando dibujas porque también aprendes a observar con imágenes que se forman en tu mente.

Acuarelas de fotos urbanas

Dibujo con acuarelas de guitarrista con sombrero, en el metro y su música ligera.

 

(papel para acuarela, 25 x 24, PVP 50 €)

¿Sabías que se aprende a dibujar

con la experiencia de dibujar?

 

Acuarelas de fotos urbanas

Acuarela  de un músico urbano que acompañan a los pasajeros en sus viajes relámpagos.

Un instante fugaz de un paisaje urbano que atrape con el pincel.

Mientras pintaba me preguntaba: ¿Qué canción estará tocando esa chica?

(papel para acuarela,24 x 23, PVP 50 €)

¿Sabías que tu dibujo de un árbol

nunca será lo suficientemente realista

como para que aniden en él

los pájaros?

Acuarelas de fotos urbanas

Acuarela urbana de una foto en el metro, donde la gente suele relajarse durante el rápido viaje entre estaciones.

Me gusto trabajar el gris de payne en sus matices y descubrir rostros de la cotidianidad.

(papel para acuarela, 30 x 24, PVP 50 €)

¿Sabías que tan solo el acto de dibujar

te puede convertir en artista?

 

Acuarelas de fotos urbanas

Paisaje urbano a la acuarela me encanta por su simbolismo, además de la actitud de los modelos que le da cierta sincronicidad espontánea.

El negro del gris de payne en el contenedor y el azul ultramarino de los jean del muchacho me llevó más tiempo.

(papel para acuarela, 23 x 25, PVP 60 €)

¿Sabías que uno aprende por sí solo a dibujar?

 

¿Acuarelas?

Me gusta la versatilidad de la acuarela como expresión pictórica autodidacta, porque su esencia cambiante y caprichosa obliga estar atento a sus mínimas transformaciones.

Acuarelando me siento bien, por eso quiero compartir mis experimentos de dibujar con acuarelas.

No soy un profesional de la pintura con acuarela, solo un aficionado a pintar con agua y descubrir colores, matices y texturas que me entusiasma probar.

¿Por qué dibujar?

A propósito del tema ¿por qué dibujar? comparto este enlace del escritor y filósofo José Antonio Marina quien comenta muy claramente en este articulo “DIBUJAR”, sus ideas relacionadas con el dibujo como expresión y sus beneficios personales.

Haz click en el enlace y tómate unos minutos para leerlo:

“DIBUJAR”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑